“Salud y Bienestar: Aplicaciones de la PNL para lograr estados deseados de Salud”, fue la primera charla organizada por la Asociación Chilena de Programación Neurolingüística APNL, este 27 de julio del 2016 en Academia Inpact.

Bernardita Allen, Personal Trainer e Instructora de Zumba para Chile, junto con Álvaro Morgan, Master en PNL, fueron los especialistas encargados de exponer en el evento.

Bernardita Allen abrió la jornada haciendo un repaso de su historia de vida y cómo logró mejorar su estado de salud. Entre las temáticas que enlazó con la técnica de la PNL, destacó la importancia de tener estrategias para conseguir resultados específicos. A continuación, la Personal Trainer nos responde:

¿Cuáles son las aplicaciones prácticas de la PNL en el ámbito del deporte?

Es importante tener una imagen positiva de nosotros mismos y el tema de las creencias, identificar qué es lo que nos limita a la hora de practicar o no un deporte. Con mis alumnos hablo de PNL mientras los entreno y por ahí va mi conversación y terapia. Mientras está levantando la pesa le pregunto qué le pasa. Se da una conversación lingüística muy rica, al tener herramientas de PNL puedo decirle indirectamente “tienes que hacer esto” de una forma sutil y más elegante.

¿Cuáles son los resultados que se pueden esperar? ¿Qué soluciona la PNL en cada una de las áreas?

Por ejemplo, si hablamos de kilos, los kilos tienen que ser súper realistas, alcanzables y medibles acorde a la persona, tienen que tener estos tres puntos trazados en objetivos y ser muy específicos. Una persona no me puede decir que quiere bajar 10 kilos en 4 meses, eso no es realista bajo ningún punto de vista. Lo importante es fijarse pequeños objetivos y cada objetivo ir midiéndolo.

Deporte y Terapia

Álvaro Morgan, Terapeuta con PNL e Hipnosis, expuso sobre terapia y deporte y su aplicación, indicando que “cualquier intervención de PNL que hagas es práctica. No busca entender la personalidad de una persona ni escarbar en teorías sino que simplemente está orientada a la consecución de un objetivo. Y el lenguaje de cada persona habla de cómo se relaciona con el mundo, por ende, ese lenguaje es la parte pragmática que un terapeuta tiene que utilizar para generar un cambio en esa persona”, explica.  

¿Hay algún elemento que debes observar del paciente para ver qué método vas a ocupar?

Sí, el principal elemento es el lenguaje, es decir, todo lo que dice la persona te indica qué técnica es la adecuada. Por ejemplo, si alguien te dice que no ve su futuro, puedes trabajar con líneas de tiempo y a través de preguntas y dinámicas permitirle reflexionar sobre eso. Cada vez que alguien te dice algo es material para hacer una intervención práctica.

¿Qué soluciona la PNL en algunos de los procesos?

En el contexto de terapia, por ejemplo, la depresión se caracteriza por una falta de objetivos, entonces es muy difícil preguntarle a un depresivo “¿qué quieres conseguir?”, porque te va a decir “nada”.

Entonces, lo que buscamos es que a través de ciertas preguntas la persona comience a darse cuenta que tiene más objetivos de los que creía. Se puede esperar que la persona comience un proceso de reprogramación con el sólo hecho de hacerse preguntas y pensar lo que no había pensado.

Cuando no hay una patología, el proceso es más simple, porque la persona se compromete a repetir ciertas afirmaciones o a cambiar las submodalidades de manera consciente. De esa forma, la vida de una persona puede cambiar un 99%, y mejorar su salud, finanzas, sus relaciones interpersonales, puede encontrar un trabajo que le guste o empezar a practicar una pasión que había perdido o que nunca desarrolló.