Lorena Gaytán es mexicana, Psicóloga, Hipnoterapeuta y Especialista en Programación Neurolingüística. Según la terapeuta, el uso efectivo de la PNL como detonador de cambio impulsa el desempeño en el líder de hoy para el logro de sus metas u objetivos, tanto a nivel laboral como personal. A continuación, un extracto de su presentación en la Cumbre Virtual de Coaching Internacional, organizada por la red global Human Coaching Network, en mayo del 2016.

¿Cuáles son las capacidades que una persona puede desarrollar para convertirse en líder?

Dentro de las capacidades que desarrollamos con el uso efectivo de la PNL encontramos:

Diferenciar patrones de pensamiento, ya que se vuelve un proceso más sencillo el entenderlo, teniendo así un acceso directo al patrón de conducta, lo cual permite relacionarse con más facilidad. Esto se logra al comprender que la mente y el cuerpo se fusionan. De esta forma podremos identificar cómo las personas están programadas con toda una gama de información interna  y con diferentes filtros, los cuales son únicos, ya que están perfeccionados por su experiencia previa de vida y por su entorno de familia nuclear y su entorno social.

¿Qué estrategias específicas permiten desarrollar un liderazgo?

El generar un ambiente seguro de trabajo manejando el rapport, lo cual no sólo es cuestión de manejarlo, sino de saber cómo se construye y cómo mantenerlo. Al desarrollar esta estrategia se pueden aumentar las redes de trabajo necesarias para tener éxito. El rapport no solo se utiliza en cuestiones de negocios, también se utiliza en la vida diaria.

El rapport no necesariamente lo utilizas cuando estás frente a frente, hoy en día con la globalización tenemos contacto con personas de cualquier parte del mundo en solo cuestión de minutos por mensajes de correos, video conferencias, etc., y para que la relación sea efectiva, tenemos que comprender y adaptarnos a su estilo de comunicación.

El tomar la responsabilidad del rol de líder, cuya principal función es hacer que las cosas sucedan de forma exitosa, depende mucho de la toma de decisiones acertadas, en el tiempo correcto.

Es a través del apoyo, respaldo y capacidad del líder, como los equipos se apoyan y luego a su vez participan en sus propias tareas y finalmente obtienen los resultados deseados.

¿Cómo un líder puede lograr manejar sus estados emocionales en situaciones adversas?

En este tipo de situaciones nuestro cuerpo nos envía señales o síntomas de conflicto interno, en los cuales canalizamos nuestra atención y energía, porque sabemos que nuestro cuerpo nos señala que hay algo mal y que debemos detenernos para hacer un balance de qué es lo que estamos haciendo mal.

Nuestro cuerpo tiene una sabiduría más allá de la capacidad de nuestra mente consciente, y si no hacemos caso, lo más probable es que los síntomas físicos aumentarán en volumen e intensidad hasta que hagamos un cambio.

Al entender la forma de comunicación interna, aprendemos a traducir el lenguaje interior de nuestro cuerpo. Escuchando esas partes nosotros estamos aprendiendo a escuchar nuestra mente inconsciente, y al comprenderlo se pueden unir esas piezas para crear un estado de coherencia con nosotros mismos.

Cuando se logra que las personas sean expertas en resolver sus conflictos internos, aprenden a resolver sus conflictos externos, hacen una unificación que por consecuencia les da una ganancia, al construir una estructura fuerte, lo cual repercute de forma positiva y exitosa en el desempeño de sus funciones en cualquier ámbito.